Causas del mal olor en los pies de los niños.

Consejos para evitarlo

Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué a nuestros hijos les huelen los pies?  Pues ya sea en invierno o en verano notamos que pueden desprender un olor desagradable. Y sí, es cierto que podemos utilizar productos especializados que ayuden a minimizar esto. Los encontraremos en formato de spray, de talcos, roll on… Pero es eso, estos tratamientos solo minimizan el problema, realmente para tener un resultado eficaz debemos conocer las causas del mal olor en los pies de los niños y cómo lo podemos solucionar.

Tenemos que saber que esto no es algo fuera de lo común, que hay muchos niños que se encuentran en esta situación  y que es normal que a algunos les suden los pies más que a otros. El mal olor viene dado por el exceso de sudor que se acumula en esta zona del cuerpo. Según  nos explican los especialistas se debe normalmente a que la humedad que se genera se quede acumulada en la zona de los pies, provocando bacterias que proliferan y se adhieren a los calcetines,  zapatos y con el tiempo a la piel.

Por eso no debemos descuidar el calzado y su uso. Llevar calcetines es importante para que el pie pueda tener una transpiración correcta. Los debemos saber escoger, pues unos calcetines no adecuados pueden ser una de las causas del mal olor en los pies de los niños, como también un calzado que no transpire adecuadamente.

La higiene juega un papel fundamental. Si nuestros hijos son pequeños este punto será más fácil, ya que dependen de nosotros. Pero si están en una edad en la que tienen cierta autonomía, debemos controlar que se laven y sequen muy bien esta zona para eliminar la suciedad, los restos de sudor y la humedad. Así se evitará que las bacterias se extiendan.  Importante también utilizar calcetines limpios y si lo creen necesario revisar minuciosamente tanto dedos como planta del pie para descartar la presencia de hongos. En caso de dudas aquí recomendamos que consulten lo antes posible a un especialista.

En cuanto al calzado ya hemos comentado que debería ser un calzado que transpire. “El calzado que respira”, así lo diría Geox, especialistas en la materia. Pero también otras casas de marcas de calzado infantil de calidad como lo es Pablosky o la línea infantil y juvenil de Gioseppo. Donde tienen zapatillas para niños y zapatos en general con plantillas de cuero  que garantizan una transpiración correcta. En la marca Gorila se pueden encontrar plantillas antibacterianas, de secado rápido y control de humedad.  Estas plantillas extraíbles nos permite sacarlas y dar un tratamiento más específico para combatir el mal olor con mayor eficacia. Como último consejo la opción de que los niños no lleven los mismos zapatos todos los días, esto ayuda a evitar que la humedad se mantenga y las bacterias se multipliquen. Como podéis ver hay solución para casi todo y en gran mayoría depende de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *