Calzado infantil de primavera

Los zapatos idóneos para cada actividad

Para muchos, la primavera es de las estaciones más hermosas del año. Tras los meses de frío, los árboles vuelven a ser verdes, nacen las flores adornando con colores brillantes el paisaje y todo es más alegre. Las temperaturas son suaves y apetece salir, pasear y disfrutar de los días.

Si bien es cierto que en España la primavera oficialmente no comienza hasta el 20 de marzo, ya algún que otro día, el clima nos da la oportunidad de disfrutar al aire libre. Entonces enseguida hacemos planes para no perder la oportunidad y aprovechar al máximo, haciendo actividades en familia con nuestros hijos. Buscamos los eventos que pueda haber en la ciudad, ideas de paseos divertidos, quizás alguna ruta de senderismo o simplemente acercarnos al parque para que jueguen con los amigos.

La idea es pasarlo bien, que todos estemos a gusto y sumar una experiencia más con ellos. Que tengan la posibilidad de hacer sus propios descubrimientos en la naturaleza, aprender a partir de sus propias vivencias y mejorar su forma física.

Por lo que es importante saber escoger el calzado infantil adecuado para cada plan. Pues el zapato que les puede valer para salir a tomar un helado, no tiene por qué tener las características que necesita el de ir a caminar por la montaña. Eso sí, siempre deben ser de calidad, cómodos y que les garantice una correcta movilidad.

Algunas recomendaciones a la hora de elegir el calzado infantil idóneo para cada actividad.

Para las excursiones por el campo conviene elegir el calzado con protección en la puntera, para evitar que los niños se dañen si tropiezan con una piedra. La suela ha de ser antideslizante, con una buena adherencia sobre el terreno y mejor flexible que rígida. Importante también que queden bien sujetas a sus pies y que transpiren adecuadamente.

Si el plan seleccionado es por ejemplo salir a montar en bici, no es necesario comprar un calzado de ciclismo. Con unas deportivas sería suficiente, pero deportivas, no zapatillas “casual”. Debemos seleccionar un calzado con una flexibilidad media para que absorba los impactos y con una suela ergonómica que se adapte al arco interno del pie. Esto también es válido para otras actividades con un enfoque más físico.

Actividades de primavera con niños

Una buena opción cuando han quedado en el parque para jugar futbol con los amigos, son las zapatillas de futbol sala. Suelen ser de horma estrecha, con un ajuste tipo calcetín. Resistentes y muy ligeras para garantizar una mayor movilidad.

Las zapatillas “casual” son más apropiadas si la idea es visitar algún museo o salir a merendar. Son de las favoritas de los niños y jóvenes, modernas e ideales para combinar. Las de lonas se han convertido desde hace algún tiempo ya en un básico del armario. Son muy fresquitas y se pueden usar gran parte del año.

Pero recordar siempre que lo realmente importante es disfrutar junto a ellos de un estilo de vida sano y en familia.

Deja una respuesta