Adiós al 2020

Feliz año nuevo!

Quedan pocas horas para decir adiós al 2020. Un año muy duro y que muchos estamos deseando dejar atrás. Marcado por la pandemia y con restricciones desde su inicio hasta el último día, no podremos celebrar como de costumbre estas fiestas. Toca ser responsables, pero eso no impedirá que aunque con modificaciones, desde cada parte del planeta, demos la bienvenida al año nuevo.

En todos los continentes hay mucha variedad de tradiciones, ritos y festejos. Cada país tiene sus costumbres y algunas realmente muy curiosas y llamativas. Hay zonas de Italia por ejemplo donde lanzan los muebles y objetos viejos por la ventana, así se liberan de todo lo malo que haya sucedido en el año viejo (sin palabras en cuanto al 2020). En Rusia, los deseos para el próximo año son escritos en un papel, al que luego prenden fuego y las cenizas se arrojan a una copa de champan. En cambio, romper los platos que las familias han ido juntando durante todo el año, es la forma de demostrar afecto a sus seres queridos en Dinamarca.

Hay países donde las celebraciones tienen una connotación más religiosa

Hay países donde las celebraciones tienen una connotación más religiosa, como ocurre en Brasil. Allí, en honor a Iemanjá deidad de origen africano, dejan a la orilla del mar diferentes ofrendas, con la creencia que si son arrastradas por las olas mar adentro, el año vendrá bendecido y cargado de buenas noticias. Para los brasileños el vestir ese día de blanco es fundamental para atraer la buena suerte. Sin embargo para los filipinos son las ropas y complementos con lunares, para ellos esta forma circular como las de las monedas simbolizan la riqueza. Por lo que también llenan los bolsillos con monedas y las hacen sonar para así atraer la fortuna, la suerte y la buena salud.

En New York después de 114 años, su tradicional fiesta en el Times Square será virtual y en España no tendremos una Puerta del Sol abarrotada de personas. Pero igualmente diremos adiós al 2020 y nos tomaremos las uvas al unísono de las campanadas del reloj cuando marquen las doce, así sea en pijamas y zapatillas de andar por casa. Deseando con mucha fuerza e ilusión, que pronto podamos retomar nuestras costumbres y que los abrazos vuelvan a nuestras vidas. Que el 2021 venga cargado de muchas alegrías. Desde Octopus os deseamos a todos un FELIZ AÑO NUEVO!

Deja una respuesta